In Danubio

Tener un descanso de calidad es fundamental para afrontar nuestras actividades diarias. Nos permite recuperar y mantener funciones fisiológicas y cognitivas necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Sin embargo, parece que cada vez es más común sufrir trastornos del sueño a causa del trabajo y el stress que acompaña nuestro ritmo de vida. Al no descansar correctamente, no solo nos sorprende la fatiga y falta de energía. Es probable que también se altere nuestro apetito y suframos cambios de humor.

Para evitar esto, es muy importante incorporar hábitos saludables que favorezcan el descanso óptimo. Entre estas conductas se encuentra la alimentación.

¿Sabías que algunos alimentos nos ayudan a dormir mejor? Por el contrario, existen comidas que no son recomendadas para consumir antes descanso.

Muchos estudios han establecido que la alimentación es un factor importante para prevenir el insomnio. Debido a su influencia en nuestro sistema nervioso, algunos alimentos favorecen la relajación y mejoran la calidad del sueño.

Pensemos en la cena.

Frecuentemente no ponemos mucho énfasis en lo que comemos antes de dormir, lo cual puede incidir sobre nuestro descanso. Para dormir mejor, lo ideal es evitar la cenas pesadas y abundantes, y dejar de lado los alimentos altamente calóricos.

¿La clave? Buscar el balance. No es bueno acostarnos con el estómago vacío, ya que durante el sueño nuestro cuerpo se recupera. Y para realizarlo, necesita las vitaminas y minerales que le aporta la cena.

Por otra parte, debemos evitar los excesos para no tener una digestión pesada. Por este motivo, también se recomienda no cenar minutos antes del descanso. Por el contrario, lo ideal es realizar la última comida dos horas antes de acostarse.

Ahora bien, ¿qué alimentos nos ayudan a descansar?

Empecemos por el pescado. A diferencia de la carne, es más ligero y fácil de digerir. Esto lo convierte en una buena opción antes del sueño.

Si vamos a cenar carnes, lo recomendable es elegir pollo, ya que tiene menos grasa y suma proteínas al cuerpo. Podés optar por cocinarlo a la plancha, elegir el sándwich o combinarlo en una ensalada.

Desde luego, las verduras aportan proteínas, vitaminas y fibras a tu cena ¡Una buena opción es cocinarlas al vapor!

¿Y las bebidas?

¡Atención! Las infusiones condicionan tu descanso. No es recomendable beber alcohol, café o mate durante las cuatro horas previas al sueño. Por lo tanto, tenemos dos consejos para darte.

Primero, incorporá el hábito de acompañar tus cenas con agua. Es la mejor alternativa.

Segundo, ponele un “dead line” a ciertas bebidas: las 19hs. es un buen horario. A partir de esa hora, olvidate del café y el mate (¡hasta la mañana siguiente!).

¿Extrañás las infusiones durante la cena? Sumale yogurt a tus noches. Podés incorporar esta bebida como postre o acompañarla con frutos secos. El yogurt te ayudará a no sentir pesadez y te relajará antes de acostarte.

Existen muchas posibilidades para disfrutar una buena cena que nos prepare para un descanso reconfortante ¡En próximos posts te recomendaremos algunas recetas anti-insomnio!

Disfrutá del mejor sueño con Danubio Sábanas ¡Hasta la próxima!

Recent Posts

Leave a Comment