In Danubio

Para disfrutar del mejor descanso es fundamental estar atento a todos los detalles. Sin lugar a dudas, hay muchos aspectos que debemos tener en cuenta para dormir bien. Entre éstos, uno de los más importantes es la calidad del tejido de nuestras sábanas. Si recorrés negocios y visitás tiendas online para cambiar tus sábanas, descubrirás que los productos (y sus precios) varían según la cantidad de hilos que los componen. Pero ¿qué significa esto?

La cantidad de hilos de las sábanas consiste en conocer el número de hilos que se encuentran en una pulgada de tela (6.45 cm²), teniendo en cuenta los hilos horizontales y verticales que la componen. Desde luego, la siguiente pregunta sería ¿A mayor cantidad de hilos, mejores sábanas? Como siempre, esto suele depender de los gustos de cada uno. Pero, además, hay que tener en cuenta otros factores que inciden en la calidad. En primer lugar, existen dos tipos de hilos que se utilizan en la producción. Las sábanas con hilos monocapa están formados por hilados individuales. Por el contrario, en el caso de los hilos multicapa, varios hilados individuales son entrelazados para formar un solo hilo.

Ahora bien, ¿qué diferencias existen en el uso? Las sábanas compuestas por más de 400 hilos requieren la utilización de hilos multicapas o la incorporación de hilos adicionales en el tejido. El mayor volumen de la tela genera sábanas gruesas y rígidas. Por su parte, las sábanas con hilos monocapa son más flexibles y suaves al tacto. Por lo tanto, si sos una amante de las sábanas de acabado suave es probable que elijas telas producidas con hilos monocapas. En términos generales, la cantidad de hilos de las sábanas estándar cuentan con, al menos, entre los 150 y los 400 hilos por pulgada. Como mencionábamos anteriormente, una sábana que supere los 400 hilos probablemente te resulte áspera y rígida. A esto se suma la importancia de la terminación o acabado del tejido. Antes de comprar sábanas, conviene que observes que la tela no haya sido tratada con procesos químicos, y que no se arruguen fácilmente.

Otro aspecto muy importante que influye en la calidad y confort es el material utilizado en la confección del tejido. Las sábanas producidas en algodón 100% suelen ser las de mayor calidad. Existen varios tipos de algodón (percal, egipcio, satén, etc.), con los cuales se logra mayor o menor, suavidad, rigidez, frescura o calidez. En síntesis, la cantidad de hilos es un factor a tener en cuenta para elegir sábanas de calidad, pero no es el único. La mejor forma de saber si te gusta la calidad y las características de las sábanas es sentirlas al tacto. Encontrarás sábanas que tienen un alto conteo de hilos, pero están compuestas por materiales de mala calidad o por un tejido que le quita flexibilidad. Quizás te convenga recorrer algunas tiendas antes de elegir tu próxima ropa de cama.

Recordá que nuestras colecciones de sábanas Danubio ofrecen una gama de opciones que combinan alta calidad, confort y precio. Brindamos sábanas en distintas cantidades de hilos que responden a los distintos gustos. Además, para facilitar el descanso, se adaptan perfectamente al colchón y mantienen sus cualidades con los sucesivos lavados.

¡Visitá la http://www.danubiosabanas.com.ar/donde-encontrarnos/ y disfrutá un estilo único para soñar!

Recent Posts

Leave a Comment